Kostenlose Hotline: 0800-7889000 | kontakt@sprachschule-aktiv.de
bclose
10 lugares imperdibles en Múnich
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on VKPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

10 lugares imperdibles de Múnich

Alemania es un país que tiene mucha historia y encanto. En la ciudad de Múnich pasa lo mismo. Esta es una ciudad que, además de ser un gran centro económico de Alemania, tiene muchos lugares para ofrecer al visitante una experiencia increíble durante su viaje.

Aquí te presentamos 10 lugares que no puedes dejar de visitar durante tu estancia en la ciudad de Múnich.

  1. Cervecería Hofbräuhaus

Es una de las cervecerías más famosas del mundo. Con un origen que va desde 1589, conocer la historia de esta cervecería es esencial en una visita a Múnich. De hecho, esta es una de las grandes atracciones turísticas de la ciudad. Más aún cuando es la época del Oktoberfest.

  1. Deutsches Museum

En este museo se puede conseguir una de las colecciones de ciencia y tecnología más grandes del mundo, con sus más de 100.000 objetos. Se fundó en el año 1903 y fue reformado luego de la segunda guerra mundial. En este museo podrás ver el primer avión a motor de los hermanos Wright, el primer automóvil de Karl Benz, o el submarino U1, entre otros interesantes objetos que forman parte de la colección.

  1. Castillo de Neuschwanstein

Una actividad interesante que se puede hacer desde Múnich es una excursión de un día a este imponente castillo que comenzó a tomar forma en 1869 por encargo del rey Luis II de Baviera. El castillo se encuentra a 130 kilómetros de la ciudad y si quieres estar frente a esta joya de la arquitectura que inspiró a Walt Disney para crear el castillo de la Bella Durmiente, esta es una experiencia que no te puedes perder.

  1. Marienplatz

Esta plaza ubicada en pleno centro de la ciudad y es uno de los puntos más importantes de la ciudad. La plaza posee varios puntos de interés para visitar, tomarse fotos y deleitarse la vista con su belleza, por ejemplo, la columna de Santa María (Mariensäule), la edificación del nuevo Ayuntamiento y también la del antiguo Ayuntamiento.

  1. Campo de concentración de Dachau

Construido en 1933 este campo de concentración se ubica apenas a 13 kilómetros de Múnich. Más de 200.000 personas estuvieron en este campo de concentración entre el año de su construcción hasta 1945. Aunque se puede entrar de manera gratuita a este lugar, lo más recomendable es hacer una excursión con visita guiada para así, no solo ver el lugar sino captar toda la historia y el significado de lo sucedido durante los doce años en los que estuvo activo el campo de concentración.

  1. Odeonsplatz 

Esta plaza fue construida como una entrada triunfal a la ciudad de Múnich y a su alrededor se pueden observar construcciones imponentes, importantes edificios que vale la pena visita durante la estancia en Múnich. Un ejemplo de estos lugares para visitar son: Feldherrnhalle, la Iglesia de los Teatinos y Hofgarten.

  1. BMW Welt

Además de ser un concesionario de la marca, cuenta con una amplia exposición de vehículos de distintos modelos de BMW, motocicletas y también modelos de Fórmula 1. Además en el lugar se realizan de manera regular charlas, conferencias y actos culturales.

  1. Viktualienmarkt

En este gran mercado que se ubica en el centro de Munich se pueden conseguir una gran variedad de frutas, quesos, flores y otros productos. Con más de 140 vendedores, hay muchas opciones para disfrutar en este mercado local.

  1. El Jardín Inglés

The Englischer Garten tiene 400 hectáreas de extensión y al estar ubicado en el corazón de Munich se convierte en un gran pulmón verde para la ciudad. Este gran parque urbano está abierto al público desde 1792 y tiene 78 kilómetros para pasear y disfrutar de la naturaleza en plena ciudad.

  1. Residencia de Múnich

Este palacio urbano fue construido en 1385 y cuenta con 130 habitaciones. Entre 1385 y 1918 fue utilizado por los monarcas bávaros como residencia oficial. Ahora es un lugar que vale la pena visitar para observar estancias interesantes que reflejan  estilos procedentes de cuatro siglos diferentes.